Nosotros

Testimonio

Posted on Actualizado enn

131_24_CLAVES PARA HABLAR BIEN EN PÚBLICO.jpg

Hoy compartimos el testimonio de uno de nuestros alumnos en el que cuenta cuál ha sido la mejor manera para él de aprender inglés y en el que os da recomendaciones de cómo mejorar en el idioma a partir de su propia experiencia. Le hemos pedido que cuente su trabajo personal fuera de nuestro salón de inglés para que sirva de consejo al resto de la gente que quiere complementar sus clases particulares.

“Muy buenas a todos. Comenzaré mi historia hablando un poquito sobre mí.

Soy un hombre casado de 42 años de edad y tengo tres hijos de 11, 9 y 6 años. Actualmente, tanto mi mujer como yo trabajamos.

El año pasado me vi obligado a enfrentarme a un importante reto: un examen de inglés de cuyos resultados dependería el resto de mi vida profesional.

Tras dar muchas vueltas al asunto, por mi situación personal y escasez de tiempo, y después de armarme de valor, decidí enfrentarme a ello. Yo siempre había estudiado inglés, por lo que el asunto gramática más o menos lo tenía controlado, pero ahora los exámenes han cambiado mucho y el nivel de exigencia ha aumentado bastante. Mi exámen en cuestión se compone de cuatro pruebas, imagino que muy parecido a otros muchos:

Speaking. Que consiste en una entrevista con un examinador en la cual se te pregunta en inglés acerca de tu vida tanto personal como profesional y laboral. Luego se explayan a temas más concretas relacionadas con asuntos de actualidad.

Reading. Consiste en diferentes fragmentos de lectura sobre los que te hacen preguntas.

Listening. Muy parecido al anterior, pero en este caso estos fragmentos son escuchados y al finalizar también te hacen preguntas relacionadas con el texto.

Writing. Hacer una redacción de un tema en concreto pero tocando una serie de puntos que el tribunal considera necesarios, con el fin de evitar que uno cuente lo que le dé la gana.

 

Era la primera vez que me enfrentaba a este tipo de pruebas, así que comencé a informarme y a preguntar a compañeros míos para intentar encauzar mi preparación.

Lo primero que hice fue ponerme en manos de un profesor bilingüe (una profesora en mi caso) y, tras comentar la prueba, fuimos avanzando hacia la preparación de la misma ya que por aquel entonces ese era mi principal objetivo.

Finalmente, en septiembre hice la prueba y aunque no llegué sacar la nota que yo quería, si saqué la nota suficiente para continuar mejorando mi situación profesional. En resumidas cuentas, cumplí mi objetivo.

De todo lo ocurrido he sacado una serie de conclusiones que son precisamente las que me gustaría poder compartir con todo aquel que en realidad esté interesado en tener conocimiento o aprender un idioma, en este caso el inglés.

 

CONCLUSIONES:

En mi opinión, lo primero que uno tiene que dominar con bastante soltura es el vocabulario. Yo considero que es lo principal, porque a la hora de expresar algo tanto oral como escrito, si no sabes decir una palabra en concreto puedes utilizar sinónimas o incluso  explicar dicha palabra. Cuando intentamos hablar en inglés, siempre hay palabras que nos gustaría decir pero no sabemos cómo o cuál es su traducción, y ese es el momento en el que nos paramos y no sabemos continuar, todo por falta de vocabulario.

¿Cómo podríamos trabajarlo?

Es muy sencillo, hay un montón de libros en inglés de todos los niveles. En internet, por ejemplo, puedes descargarte muchos e incluso si ya tienes cierto nivel puedes leer prensa inglesa, que continuará enriqueciendo tu vocabulario.

Conseguir un buen oído. Hay varias formas de conseguirlo. Una podría ser escuchando muchas de las cadenas de radio que podemos encontrar en Internet. Yo personalmente usaba mucho la BBC. Aparte de escuchar en directo también tienes un montón de podcast que te puedes descargar. Y luego ¿por qué no?, también puedes ver películas y series en inglés.

Para finalizar, y seguramente lo que más miedo nos da a todos, es hablar. Aquí sí que se necesita ayuda externa. Yo recomendaría, para los más inseguros, trabajar con un profesor particular en solitario hasta vencer esa inseguridad pero enseguida pasar a compartir clases con otros alumnos en grupo. Te aseguro que te animas y que al mismo tiempo te motivas sin darte cuenta. Otras opciones para los más atrevidos, es ir a pubs o bares frecuentados por personas de habla inglesa y dar rienda suelta a la lengua.

Todo lo expuesto anteriormente es una opinión personal mía cuya  única intención ha sido intentar ayudar a todo aquel que esté perdido y que en realidad tenga ganas de aprender inglés. Con el avance de las tecnologías todo esto es mucho más fácil que nunca. Hoy en día todo el mundo tiene teléfonos modernos que se conectan a internet vía WIFI. Pues bien, si quieres, ya no tienes excusa.

Todos cuando estamos en casa encontramos momentos en los que queremos tener un ratito de tranquilidad y tumbarnos en el sofá, y creo que éste es un buen momento para poner los cascos en tu móvil y buscar una emisora de radio de las muchas que hay, y escuchar algo de noticias en inglés. Poco a poco iras cogiendo oído. Y al mismo tiempo tú mismo te irás animando gracias a tus propios avances. Y con la lectura pasa lo mismo, dedicarle un ratito no cuesta nada, pero eso si, descárgate una aplicación en el móvil para buscar las palabras que no conozcas y al final acabarás aprendiéndotelas por repetición o por el contexto de la lectura.

Todo esto lo puedes hacer a través del ordenador o del móvil. Os aconsejo que sea por el móvil y os daréis cuenta de lo cómodo y productivo que es en todos los aspectos del aprendizaje.

Y para finalizar mi tostón, os diré que QUERER ES PODER, yo QUERIA pasar mi examen y PUEDE y ahora que estoy muy animado, porque creo que esto engancha, QUIERO seguir mejorando y estoy seguro que PODRÉ conseguirlo. Los dos primeros puntos de las conclusiones son los más necesarios para mí y estos los puede trabajar uno solo en casa. En el caso del tercer punto, ya sí se necesita ayuda de un buen profesional, pero enseguida se da uno cuenta de que no supone tanto como uno piensa y mucho menos cuando uno es capaz de apreciar los grandes avances en el conocimiento del idioma.

Primi.”

 

salon de idiomas

 

 

Anuncios